Mascarillas para la cara con manchas

  • Posted on diciembre 8, 2012 at 10:26 pm

¿Cansada de tener la cara llena de manchas? Descubre cómo solucionarlo con las mascarillas para la cara con manchas.

Es bastante común que aparezcan manchas en la cara de las mujeres. Aunque suele ocurrir en edades avanzadas, también puede pasar en adolescentes debido al acné o a otros problemas hormonales. Sin embargo, en este artículo te explicaremos cómo remediarlas y volver a lucir una cara fina, suave y sin ningún tipo de manchas.

1. Mascarillas para la cara con manchas por el sol

Hay que admitir que tomar el sol nos encanta. Pero con el tiempo, éste puede hacer que aparezcan manchas feas en nuestra cara, las cuales podrás eliminar con la siguiente receta.

Mascarillas para la cara con manchas

  • Mezcla en un cuenco un yogurt con el zumo de un limón, removiendo hasta que obtengas una pasta cremosa y homogénea.
  • Lava la cara con agua abundante y a continuación aplica la crema fabricada en el paso anterior, poniendo especial interés en las áreas que presenten más manchas. Deja actuar durante media hora.
  • Pasado este tiempo, lávate la cara con abundante agua fría.
  • Realizando este tratamiento de forma frecuente verás como empezarás  a obtener resultados y con el tiempo las manchas creadas por el sol desaparecerán.

Más información en esta web: http://www.manchasenlacara.net/

2. Agua oxigenada para blanquear la piel

Si tienes la piel de la cara con manchas oscuras puedes utilizar agua oxigenada para blanquearlas. En todo caso, recuerda siempre utilizar un algodón para extenderla, ya que utilizar el agua oxigenada directamente podría tener el efecto contrario y dejarte la cara peor de lo que estaba.

blanquear la piel

  • En primer lugar, mezcla una cucharada de yogurt con una de azúcar para crear un exfoliante, con el cual tendrás que hacer un masaje por toda la cara. Seguidamente enjuaga con agua tibia abundante.
  • Con un algodón, aplica el agua oxigenada mediante pequeños golpecitos en tu cara y déjalo actuar durante 15 ó 20 minutos.

Si la piel te empezara a picar o a enrojecer detén el tratamiento y consulta con tu dermatólogo antes de volver a aplicarlo.